Bienvenidos a L&S

Nosotros

L&S Industrias ofrece servicios de pavimentación y superficies de seguridad sostenibles, utilizando como materia prima principal caucho reciclado proveniente de los neumáticos ya en desuso.

La masiva fabricación de neumáticos y las dificultades para hacerlos desaparecer una vez utilizados, constituye uno de los problemas medioambientales más graves de los últimos años en todo el mundo.

La práctica más habitual para la destrucción de estos desechos es la incineración, que genera una gran contaminación ambiental.

Ver Más

Patio de Juegos

Superficies de seguridad de caucho reciclado, una de las alternativas más usadas en Europa y Estados Unidos en zonas infantiles.
Llenas de color y con posibilidades infinitas de diseño.

Superficies Deportivas

Cubrimiento de pisos y paredes donde se realizan actividades deportivas, lo protege de golpes y daños causados por equipos y elementos pesados de entrenamiento, amortigua impactos y elimina ruidos...

Espacios Publicos

Productos realizados con materiales reciclados para el equipamiento, seguridad y decoración urbana.

Casas

Superficies para jardines, deck, piletas y garage realizados con caucho reciclado. Decora y a su vez tapa grietas existentes...

Los neumáticos por sus materiales y su masiva fabricación los convierten en un problema medio ambiental de primer orden en todo el mundo.

Algunos de Nuestros Proyectos

  • Todas
  • Casas
  • Deportivas
  • Infantiles
  • Espacios
  • Animales
Awesome Image

Entrada de garage

Awesome Image

Patio de juegos

Awesome Image

Patio de juegos

Awesome Image

Patio de juegos

Awesome Image

Pileta

Awesome Image

Patio de juegos

Awesome Image

Gimnasio

Awesome Image

Establo caballo

Awesome Image

box crossfit

Awesome Image

Camino a corrales



Ver Más Proyectos
Datos

Reciclaje

Residuos de caucho

la tipología de sustancias empleadas y el el proceso productivo en el que se desarrollan complejos procesos físico-químicos (vulcanización) da lugar a un producto final altamente resistente, el cual agotada su vida útil, se convierte en un grave problema para el medio ambiente pues la naturaleza no puede asimilar por si misma los componentes altamente contaminantes que contienen.

Residuos plasticos

100 a 1.000 años. Las botellas de plástico son las más rebeldes a la hora de transformarse. Al aire libre pierden su tonicidad, se fragmentan y se dispersan. Enterradas, duran más. La mayoría está hecha de tereftalato de polietileno (PET), un material duro de roer: los microorganismos no tienen mecanismos para atacarlos.

Residuos de juguetes

300 años. La mayoría de las muñecas articuladas son de plástico, de los que más tardan en desintegrarse. Los rayos ultravioletas del Sol sólo logran dividirlo en moléculas pequeñas. Ese proceso puede durar cientos de años, pero desaparecen de la faz de la Tierra.